Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2017

LA CIÉNAGA NEGRA

La ciénaga negra que todo lo cubre refleja una luna mellada sin brillo que juega a esconderse en funestos árboles donde el triste viento acalla, en sus hojas, los nombres de cuerpos que el tiempo cortó, y entre rosas rojas olvidados nadan en la negra ciénaga que todo lo cubre.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

YO NO SABÍA

YO NO SABÍA Yo no sabía por qué en ese lugar
sí, en esa tierra,
sí, en esa aldea,
sí, en esa casa,
sí, en esos pies adultos y masculinos
se calzaban zapatos diferentes, únicos,
digo únicos en sus pies y lo digo,
digo únicos en sus pies y no como los de los otros,
digo únicos en sus pies y no como los de sus hermanos,
digo únicos en sus pies y no como los de su padre,
digo únicos y es terrible,
es terrible buscar en el montón de zapatos
que volaron por los aires, y encontrar allí
a los que sabían volver a su hogar. MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

MI CABRA “MONTE-SINA-Í”

De noche me fui al monte del desierto
y mis ojos veían el suelo resquebrajado bajo mis pies,
vino ese ser montesco y trazó su raya
que no debía traspasar, y lo hice, y vi lo obvio de lo invisible,
las cosas que no estaban o no eran,
y pronto vino la serpiente de siete cabezas con su veneno
a inyectarme de niñez y escalofríos,
luego llegó el buitre volando,
sin que él supiera qué es el viento que le mece,
a picotear mi sacrificio que vuelve a crecer
cuando llega el día con su claridad
y es cuando me asusto de mi propio espíritu.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

¡YA CRECIÓ LA NIÑA MATARILE!

¡YA CRECIÓ LA NIÑA MATARILE!
(Sí, la de la Canción)

Era de oro mi risa, dientes de marfil duro
y mi lengua afilada parecía una fresa,
una nariz graciosa respingona y traviesa
sobre labios carnosos, con un mentón seguro.

Mis ojos justicieros miraban tras su oscuro,
mi frente era la aurora que admiración profesa
bajo cabellos largos, duros de montañesa;
todo en mí era muy bello y así fui a mi futuro.

Le soñé o él me soñó, este espanto perverso
de los inviernos blancos que van cayendo suaves
y arrastran armaduras deshilachando el verso.

¡Qué infortunio tenía!, allí quemé mis naves,
¡Matarile!, sin rumbo sentí el duro reverso
y en el fondo del mar se quedaron las llaves.


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

PORQUE LO MISMO NO QUIERO

Porque lo mismo no quiero
ser romántica esta noche
o nostálgica y reírte las gracias;
porque lo mismo no quiero
sentirme mejor que nunca
ni preocuparme por estar deprimida;
porque lo mismo no quiero
seguir el guión de los romances
o ser la desesperada frustración
que lleva un diario con las citas;
porque lo mismo no quiero
llenar ese espacio vacío
ni tener un aro de oro en mi dedo
y que la solución esté aparejada;
porque lo mismo no quiero
tener la borrachera del mito
si no me apetece pensar en alguien como tú;
porque lo mismo no quiero
tener un final feliz aceptable
ni un modo de vida con tu presión;
porque lo mismo no quiero
la salvación de tu felicidad
o la ficción audiovisual del amor;
porque lo mismo no quiero
un fingido cambio de personaje
si creo que el mundo ha dado un giro
cuando estaba dormida
y porque lo mismo sí quiero
ser la loba esteparia.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

GANDHARA BAJO SIETE LLAVES. EXPOSICIÓN.

Basta mirar de reojo a las obras expuestas en la Sala Vaquero Poblador de la Excma. Diputación de Badajoz, bajo el título Gandhara de la artista tristemente fallecida Sofía Gandarias, para darnos cuenta que es la denuncia feminista más artística que se puede hacer, con una actitud bella que adopta y plasma una moralidad azulada frente al fanatismo islámico que encarcela a la Mujer.

Son mujeres atesoradas vilmente como lo es todo tesoro sustraído al pueblo. Un tesoro escondido en un edificio que recibe por todo nombre "del Tesoro" tras un puerta con 7 cerraduras, de ahí mi contribución al Catálogo bajo el título de "Gandhara bajo siete llaves" en la que realizo, como poeta y mujer, una denuncia en prosa y verso que acompaña a esta maravillosa exposición, a estas obras de arte de Sofía y, ambas reflejamos nuestra denuncia a estos iconoclastas que niegan y rechazan la autoridad de los maestros, las normas y los modelos como lo fueron los de la zona de Gandhara que pr…

GANDHARA BAJO SIETE LLAVES

P.D.: "Muchas gracias a la Excma. Diputación de Badajoz por contar esta poeta para un catálogo tan importante como es GANDHARA  con la obra de la que fuese una gran artista Sofía Gandarias"
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

HOMENAJE A MARÍA JESÚS VIVAS ALBO, DEL GRUPO AL ABRAZO DEL SONETO

Un beso.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

LA LENGUA SABE Y NO SABE...

La lengua sabe de apretar contra el paladar y paladea sujeta por la garganta y su frenillo, no sabe que rompe el silencio si choca contra los dientes de marfil y los desgasta, sabe de escabullirse de la mordida resbalando para evitar su aprieto, desgarro y sangre, no sabe de palabras, la lengua, es marioneta sin hilos que ciega choca en su oquedad. La lengua sabe que es solo un pedazo de carne  que gesticula con el aire  y envuelve en saliva al alimento que traga, no sabe, la lengua, por qué maldice y escupe  o por qué escapa entre los labios para recibir al sol, a la lluvia o a otra boca.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez

UNA MANZANA EN LA NEVERA de Sandra Sánchez, por Caridad Jiménez Parralejo (BREVE RESEÑA del POEMARIO de la editorial Piediciones, publicado en Octubre de 2017.)
Abrí la puerta de la nevera y no tuve que meter mi cabeza adentro para ver cuál era su contenido, saltaba a la vista una roja manzana. 

Una manzana en la nevera de la poeta asturiana Sandra Sánchez, es una nevera en modo libro que si a su vez abrimos su puerta o cubierta, ¿qué ocurrirá? Seguramente se encienda la lucecita como en la nevera y tal que si fuésemos Adán y Eva, mordamos la manzana.
Con el primer muerdo a su manzana se nos escancia en la boca un sabor poético a carpe diem como en el poema Un día abrí los ojos cuando dice: “Un día abrí los ojos/ y habían pasado veinte años./ … Apenas nada.” y que nos va a acompañar en cada mordisco, unas veces en primer plano y otras como un regusto, tales son los casos de Gameovercuando dice: “…de saber de qué va el juego éste/ -al fin-/ en el que sólo hay una vida.”; y también en Apren…

NO LLORES... QUE ME ROMPES

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

TANGO DEL DESAMOR

TANGO DEL DESAMOR
Ya no te cruzas de acera, ya no te doy compasión y no me miras siquiera, tú no tienes corazón. ¡Ay!, me dejaste malvado y del brazo de otra vas; ya de mí te has olvidado tu amor bien muerto que está.
Tardé yo en recomponerme viviendo en tu atardecer si viene la luna a verme que me haga resplandecer y si cuajara la yema del rosal de mi jardín el fruto de tu dilema yo lo regaré por ti.
De mi jardín yo te di las flores que me pedías todas eran para ti y aunque mucho me dolía te regalé con mi aliento mis alas de mariposa y como un gusano hambriento me devoraste la rosa.
Ya no te cruzas de acera, ya no te doy compasión y no me miras siquiera, tú no tienes corazón.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

EL VIAJE SUBMARINO

Dices palabras extrañas
sobre el fin de nuestra vida
sobre dioses y montañas,
me tienes tan aburrida,
¡dices palabras extrañas!

Tu sonrisa me devora
mis peces de plata y oro
y aparece tu aureola
negra noche sin decoro
matando a mi caracola.

A mi amor lo desarbolas
su alegría de vivir,
me estrellas contra las olas
mi cariño y frenesí
matando a mi caracola.

Dolores de imagen negra
con vértigo y sudor frío,
que por tu imagen tan negra
me entró a mí tal desvarío
que como crece me menguas.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

TELITA CON LA MARAÑA

Tú que naciste de la soledad con el don de interpretar tu mundo, abandonas la cáscara insensible y te lanzas a él, sin alas, en la plena naturaleza de tu origen, recuerdas una acción detenida que ahora fluye por tu boca y mascas su esencia para vomitar el eterno hilo de Ariazna, como si fuese tan fácil darle seda y fuerza al carrete… ¿Quién te dijo que para sobrevivir necesitas una red? ¿Quién te dibujó el boceto del que no puedes apartarte? ¿Y qué te mueve a no estarte quieta? Así que pasen los siglos nos atrapa la misma maraña.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

MÍRATE AHÍ

MÍRATE AHÍ. Y creciste por encima de la avena loca,
la espiga te abrazaba en su baile de verano,
se agostaron todas y tú perdiste tu aroma,
cambiaste un verdoso cuerpo de ligera seda
de lunares cuajados con un blanco aromático
a cambio de unas vástigas de sequedad hueca,
hojas de quebradiza leña que solo adornan
donde arranca tu mustia encapullada cabeza,
tu cabeza, es una jaula mansa así cerrada,
y temible si el aire forzándote la abriera,
perderás tu esencia y revolarás con mil garras
de curvaturas que prenderán por estar secas,
será tu esqueleto solo un viejo jaramago
que rueda solitario su baile en cualquier era.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

LA DECADENCIA DEBE SER...

¿Acaso es mejor una vida insulsa, desocupada, que ver el mundo desde las mejores vistas aunque solo se toque una vez y con la punta de los dedos? La decadencia debe ser un estado de soledad alegre y besos esculpidos detrás de la vitrina en el amanecer de nuevos ídolos, ¡me alejo de ese malvivir!, y contemplo —porque no es mi hora—.
Por ahora, vivo la vida, divirtiéndome lo que puedo y lucho contra la tragedia del aburrimiento diario en la fiesta de mi soledad, austera y usual, propia de cumplir años mirando al escaparate de esta subsistencia de vida para la que llevo las galas apropiadas y el ritmo en las caderas con la sensibilidad de mis pasos, ¡ay, si me llegara en cualquier momento el mejor regalo!, pero mientras tanto,
fumando espero la belleza de la muerte.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

MI ISLA EN EL MAR DEL ZÚJAR

Un atolón aturdido me recuerda
su juego en el teatro de las sombras
bajo las pasajeras nubes.

Una isla de rústicos tesoros
del mundo de mi ayer
retorna con chapoteos de verano
al vaivén del agua que sube
o baja su erupción de volcán
cual pecho maternal que a mi visión
amamanta de sus cálidos verdes. MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

Y, MIENTRAS...

Ya no tenemos todo el horizonte para morir,
el milagro es andar en el suelo, no sobre el agua,
o conseguir ser un refugiado del porvenir y, mientras,
la insensibilidad humana se ha hecho viral,
como dioses nos hemos inoculado
con declaraciones grandilocuentes y, mientras,
las olas siguen golpeando al pequeño cuerpo.


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

MARIPOSAS

Las mujeres que juegan con mariposas se desnudan y dejan que aletee su piel  hasta que se cansan y se van volando a contemplar... Los varones que juegan con mariposas las atraviesan con un alfiler  contra la pared para contemplarlas.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

SONETO A LA SIERRA DE PELA

SIERRA DE PELA...
(A mi sobrino Fco Javier J M )
No hay en el mundo, para mí, una cumbre, ni un pico, ni montaña que me rija o conquiste con gana tan prolija como lo hace esta sierra con su herrumbre.
Desde mi lejanía la vislumbre y su llama de faro me dirija, que es imagen que a mí me regocija y siempre necesito que me alumbre.
Ella está en la raíz de mi penar, sobre el pueblo en el que una sementera aparqué mi faena de espigar y olvidé la alegría de mi era. ¡Quién sus peñas volviera a jalonar para bajar lozana su ladera!


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

EL BROCAL DE TU CORAZÓN

Asomada al brocal de tu corazón
donde pronuncias mi nombre
y responden los círculos infinitos,
donde se reflejan las nubes
de nuestra vida apresurada,
donde cae la lluvia con fiereza
y amansa el sufrimiento.
Engárzame en tus brazos
y adórname con bellas cintas
que a tu lado quiero bailar
pisando el brillo de las estrellas
en el sosiego de tu reflejo.
Y cuando me haya ido
solo tú me echarás de menos
en el brocal de tu corazón.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

MODESTA

Sentada la inocencia en la sillita
mira con ojos hundidos, sin ver,
observa lo conocido, el resto es fantasma
o duele a la reciente vista y llora,
descalza su postura abre la boca y pregunta.
Sentada la inocencia en su trona
espera los lirios blancos de mayo
en sus trenzas con pasa cintas rojas
y las cestas a sus pies rebosan de aire
que con las hojas hacen ochos
tristes y calvos, tuertos y azules.
Sentada está la inocencia descalcita
sin brazos que la acunen con boca de nana
ni sol ni luna solo tristes raíces, nubes,
pesadillas de angustia, peces borrachos
de sal triste y arenas que comen tiempo.
Sentada está la inocencia a la aguarda
del fusil y sus palabras de acero,
allí, sola sentada, chupa la seca teta
y deambula su esperanza entre humo,
rictus estirados y condolencias frustradas,
tan negras que sientan a la noche sin día
y acunan a su inocencia.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

DEDOS ALADOS

Dedos alados. Una guitarra, un pájaro, sonaba una nota, caía una pluma, un son, un trino, su lamento, perdía el vuelo, el temor del movimiento era una jaula de seis cuerdas.
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

HOY, HUYE TÚ.

El joven ciervo huye del bosque, 
el joven ciervo, del espanto y la muerte,
él corre con sus incipientes puntas, 
sus pezuñas levitan la encendida hojarasca 
y su piel reverbera, su berrea llora
un cielo azul de lluvia imposible
y arrastra su lengua nubarrones negros
que lame del suelo, y le prenden espinas
de otras súplicas que no escaparon
del verdadero infierno, y resopla su brío
la yesca del resplandeciente lamento,
el joven ciervo es inservible tea humeante,
él ya no corre, huye tú.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

TE INVITO A MI ALEPH

Ven a la noche a mi casa a contemplar el firmamento.
Ven, te espera mi Aleph en toda su infinita dimensión y será plena tu conciencia.
Ven, es mi ventana al universo, a los misterios inmemoriables que hicieron surgir la fantasía de la primera visión perfecta.
Ven, te espera mi Aleph en toda su infinita dimensión y será plena tu conciencia.
Ven, es mi lugar en el mundo donde lo celestial nos toca y nos encuentra mortales.
Ven con tus ojos desnudos y te abrazarán mis estrellas.


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

LA VENTANA DEL REY

Olegario González Prado titula al conjunto de sus personales relatos “La ventana del rey” y lo terminará arrojando rosas desde un puente pero antes nos sumergirá en sus vivencias, en sus emociones que le forjaron en esa edad en la que la juventud se asoma al mundo con los ojos muy abiertos y nuestro escritor además lo hace siguiendo la máxima: ver, oír y callar, a la que de su propia cosecha añadirá como estrella de los vientos: aprender. Olegario nos relata un drama difícil pero lo hace sin excesivo dramatismo quizás porque se lo dedica a sus padres que tanto hicieron por él. A lo largo de sus 500 páginas, incluido el índice, nos hace partícipe de la miseria, la opulencia, la política, el suspense, la guerra, la diplomacia, la libertad, la influencia, la humanidad, la soberbia, el arte, el deporte, la tristeza, la alegría el humor, el respeto, la injusticia, la angustia, la nostalgia, el amor, la familia, el trabajo, la aventura, el imperialismo, la historia, la biología, la naturalez…

DÍAS CON PARÁLISIS MENTAL

Quién te dio permiso para estirarte
en los límites de mi memoria,
para envolverte en mi amígdala 
cual mantilla de recién nacida 
a la que arrulla el sonido generoso
de una madre, quién te dice
que corras las cortinas
de terciopelo que tranquilizan y adormecen
¡si hay que despertar a la vida!,
salir corriendo, y no sirve la parálisis
por tu desconsolada ausencia
que consume algunas horas existenciales,
sé que estás ahí pero voy a poner pilas nuevas
al despertador…
MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

Carta nº 9 a Liu Xiu, desde ayer viuda

Querida amiga_________. Sé de tu viudedad, lo siento enormemente y, el mundo de la poesía, también. Viuda del poeta Xiaobo y poeta también, sé de tu flamingo rosa en el jardín, que vaga de unas flores a otras en busca de mariposas para ver, si en un aleteo cambia el mundo en China. 
Te escrito para rogarte que le dejes en libertad, para pedirte que le permitas llorar contigo su enorme tristeza desde ayer y que le lleves lejos de tu casa, pues temo que comience a vagar por las calles y perezca.
Querida amiga Liu Xia, siento inquietud por ti y porque mantengas encerrado en tu pecho a tu pájaro rosa y no lo invites a volar en espacios azules. Un abrazo.
PD.: “Comenzó un día de abril tu futuro incierto, tu cárcel, y a no importarte la situación, no recuerdas el preciso instante en el que bajas tus brazos y tus ojos, creo que fue cuando se murió tu conciencia al no mover, ni un ápice, los límites impuestos, y es posible que ahora mismo estés loca o que te hayas muerto a manos de la presión y los inter…

RESISTIR, PARA NO SER BORRADA…

Si vas errante por los caminos
lleva ligero el equipaje y el corazón henchido,
silba o canturrea, así no estarás sola
y podrás ahuyentar a la muerte. Si tienes que adentrarte en el desierto
lleva contigo un pellejo con agua para no ver espejismos,
riega alguna pequeña planta que tenga su sentencia,
y algo de valor para engañar a la muerte. Tienes derecho a vivir en la Tierra y a transitar sus caminos,
a respirar su aire, a mirar la puesta del sol
y acariciar la espiga... Y a recibir la lluvia en tu cara… Si vas errante por la vida
lleva dos pedazos de pan, uno para el hambriento
y otro para evitar tu desmayo,
y muestra como visado, lo que eres a la muerte.

MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

JORNADAS DE LA DEHESA Y LA LITERATURA

En Santa Marta de Magasca (Cáceres-Extremadura).


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

REVISTA FERIA DE SAN JUAN 2017

Muchas gracias al Excmo. Ayuntamiento de Badajoz  por aceptar mi contribución un año más...


MariCari, la Jardinera fiel.

{¡B U E N A_____S U E R T E!} ♥ ღ ♥

YA NO ESTAREMOS AQUÍ, Club de lectura Viva (CELARD)

Y yo imagino niños que persiguen estrellas, de Cari Jiménez.
Las historias que se cuentan en Ya no estaremos aquí son todas, normalmente, nudos obsesivos de sus protagonistas, en cuyas vidas, al menos en los relatos iniciales, cohabita algún animal —perro-cabra-pato— y la inclemencia del tiempo que les toque aguantar, bien decantándose el autor, Matías Candeira, por la lluvia o por el agua líquida que no purifica, aunque congela los sentimientos.

Historias que también dan paso a los bosques y a su negrura alcanzando a la vista y sin dejar de ver más allá; o desde el punto de vista de ver más acá, no deja ver en el interior de los personajes encerrados en estas páginas, anudados en las palabras y que quieren convencernos de que solo con una escopeta, golpeando en la espalda o en el pecho, pueden darles la realidad en la vida misma.
Es posible que con su buena escribanía y especial modo de contarnos lo que acontece, no echemos en falta el inicio y desenlace de estas historias que engancha…

LA FELICIDAD DE LA FAMILIA

Hay que luchar contra la vagancia del suicidio, así que no hay que tener ni un minuto de aburrimiento, por Caridad Jiménez
La felicidad de la familia, de Osamu Dazai.
Esta antología de cuentos, editado por Candaya Narrativa 41, se presenta ante nosotros gracias a la estupenda traducción de Isami Romero Hoshino y de su prologuista, un escritor formidable, Ednodio Quintero, dándonos una fina información sobre los avatares de la cotidianidad de la vida del autor, el suicida Dazai, Un prólogo muy necesario, pues Ednodio Quintero sabe volver la vista atrás, con maestría, como todo pescador paciente de carpas koi japonesas, y ayudarnos con la caña de pescar con el cebo para enganchar el pasado de Dazai y traernos, su corta vida, a nuestro momento presente, junto a la perspectiva novelesca que sitúa a la acción en toda su verdad de tiempo y forma, así vamos a conocer al autor de los cuentos muy rápidamente a través de las valoraciones del prologuista, por ejemplo cuando nos dice que Dazai pade…